Slider 3

Subbanner

LIFE15 NAT/ES/000757

Proyecto de conservación de una especie única endémica del Montseny

Ruta de navegación

Descubriendo

Descubriendo la especie

 

El tritón del Montseny no supera nunca los 12 cm de longitud total. Presenta una cabeza pequeña y aplanada, como el resto del cuerpo y tiene las extremidades cortas y primas. Es posible distinguir los sexos por la forma del cuerpo. Los machos tienen la cabeza más grande y ancho que las hembras y tienen la cola más corta y más alta. Las hembras, en cambio, presentan un abdomen alargado y la cola más larga. La piel del tritón del Montseny tiene unos gránulos protuberants de forma cónica de color negro. La coloración dorsal es de color moreno con tonos axocolatats. La garganta es de tonos cremosos y el vientre tiene un mosaico de puntets grises de diferente intensidad, con una área translúcida de pigmentación quema a su parte posterior. Dentro del Montseny, existen diferencias entre grupos de poblaciones en cuanto a la coloración del cuerpo. En un grupo de poblaciones se pueden encontrar individuos con manchas de color amarillo pálido al dorso y especialmente a la cola, mientras que en el otro grupo de poblaciones esto no se da nunca y en cambio, los machos tienen siempre el hocico blanquezino. Estas diferencias entre los dos grupos de poblaciones tienen también su correspondencia a nivel genético, existiendo una aislamiento de 500.000 - 250.000 años. El tritón del Montseny y su especie más cercana, el pirenaico, coinciden a nivel muy general en cuanto a la morfología y la ecología. No obstante, se aislaron hace 1,5 millones de años cuando una parte de las poblaciones de la especie ancestral se aisló en el Montseny para protegerse de los cambios climáticos producidos por las glaciaciones pleistocenas. A partir de entonces la acumulación de cambios genéticos y morfológicos y la adaptación a las condiciones ambientales particulares del Montseny derivaron hacia su diferenciación como especie.