Slider 3

Subbanner

LIFE15 NAT/ES/000757

Proyecto de conservación de una especie única endémica del Montseny

Ruta de navegación

Ecología

La ecología y biología del tritón del Montseny

 

El tritón del Montseny es un especialista de la vida en los torrentes y por esta razón tiene una serie de características específicas para vivir en estos hábitats. Por ejemplo, su cuerpo es aplanado para entrar mejor dentro de las grietas, donde se refugia. A la vez, su piel granulosa y las uñas córneas de los dedos le permiten sujetarse a las grietas. Sus pulmones están atrofiados y no son funcionales. De este modo no flota y puede moverse por el lecho rocoso de los torrentes. La consecuencia de esto es que la respiración se efectúa por la piel del cuerpo y de la boca. Por esta razón requiere aguas muy oxigenadas para poder respirar adecuadamente.

El ciclo vital del tritón del Montseny consta de las siguientes fases: huevo, larva, joven y adulto, todas ellas acuáticas. La reproducción tiene lugar principalmente durante la primavera pero también durante el otoño. Los machos sexualmente activos se sitúan en un punto con buena visibilidad y cuando detectan una hembra cerca copulan durante horas. Su sistema de reproducción también está adaptado a este tipo de vida. La cola alta del machos sirve para abrazar la hembra durante la cópula, para poder conectar las dos aperturas genitales y transferir el paquete de esperma del macho sin que se pueda perder a causa de la corriente del agua. Posteriormente a la fecundación, las hembras depositan los huevos uno por uno bajo el agua, dentro de agujeros de las rocas; por este motivo su apertura genital se encuentra en el extremo de una protuberancia tubular. Los huevos, con un máximo de 60 por puesta, tardan varios meses a abrirse y dan lugar a una pequeña larva blanquinosa que queda inmóvil durante la primera semana. Esta larva va creciendo y desarrollándose durando varios meses hasta realizar la metamorfosis y convertirse en un joven, muy parecido a los adultos pero más pequeño y sexualmente inmaduro. El crecimiento de este joven, pasadosde 3 o 4 años, se convierte en adulto y por lo tanto capaz de reproducirse. La longevidad máxima por esta especie ha sido estimada en 9 años.

No se sabe casi nada sobre su alimentación en estado salvaje, pero se han podido observar individuos introduciendo el hocico en las rendijas de las rocas, posiblemente para coger pequeños invertebrados. También se ha podido observar que ocasionalmente capturan larvas de salamandras cuando estas son bastante pequeñas.

La actividad de los individuos se desarrolla especialmente durante la primavera y el otoño. Durante el invierno, debido a las bajas temperaturas, y el verano, por el escaso caudal de los torrentes, los tritones restan inactivos dentro de la matriz rocosa de los torrentes. Habitualmente, la actividad es nocturna y sólo ocasionalmente tiene lugar de día y en lugares muy sombríos de los torrentes. El comportamiento más frecuentemente observado es el de moverse poco a poco o restar inmóvil por el cauce rocoso del torrente en busca de comida o para reproducirse. Cuando los tritones del Montseny son capturados liberan una secreción blanquecina por la piel, pegajosa y muy olorosa.

Foto: Daniel Guinart.